Una novela que no te dejará indiferente.

Capítulo 5

Ethan. 2 de Julio. Al mediodía. Madrid.
¡Como le duele la cabeza! Por no hablar del estómago. Lo tiene revuelto. La noche anterior había sido movidita, aunque no recuerda mucho.

Empieza a pensar y pronto le viene a la cabeza la chica de la noche anterior. No recuerda su nombre. Ni falta que hace porque no la va a volver a ver más. Pero si recuerda como le hizo el amor.

En cuanto llegaron a la casa de la chica, ella le tumbó en su cama mientras, poco a poco, se iba quitando la ropa. Primero, la camisa blanca que llevaba. Dejó al descubierto un bonito sujetador de encaje que realzaba sus senos. Después, la falda negra de tubo. Él, mientras tanto, le miraba deseoso de que acabara de desnudarse a la vez que se ponía el preservativo en su miembro erecto. Ella se sentó encima de él y empezó a desnudarle. Ethan se dejaba hacer. Le gustaba que fueran las mujeres las que le manejaran. Ella se quitó el sujetador mientras ponía sus duros y firmes pechos en su cara. Él empezó a besarlos, mientras le pasaba su húmeda lengua por sus turgentes pezones. La chica se quitó el tanga y Ethan la penetró con fuerza. Tenía ganas de hacer el amor con aquella chica que no recordaba el nombre. Ella no paraba de jadear mientras él la penetraba cada vez más y más fuerte…

Sale de su recuerdo y vuelve a la realidad. Mira su miembro y ve que está erecto. Se había excitado solo de volver a vivir en su imaginación aquel momento. Suspira. No se acuerda del nombre de la chica, pero aquella noche no la olvidará jamás.

Nicole. 2 de Julio. Al mediodía. Madrid.

Camina con paso decidido mientras no para de mirar para un lado y para el otro. Aquella ciudad es desconocida para ella. Ve a gente pasar pero no se fija en sus caras. Simplemente ve cantidad de gente. Ella no está acostumbrada a todo aquel bullicio.

Pasa por el parque del Retiro y no puede remediar entrar. Es una zona verde en el centro de Madrid. Pasea tranquila, sin preocupaciones, disfrutando del paisaje. En el césped, ve algunas parejas mostrándose su amor: caricias, besos y más caricias. Nikkie sonríe para sus adentros. El amor. ¡Qué bonito es! A ella también le gustaría enamorarse y sentir todas aquellas emociones. Solo recuerda una vez en la que sintió algo parecido. Fue a los quince años. Se coló por un chico de su instituto, un par de años más mayor que ella. Era moreno, ojos verdes, bastante alto. Uno de los chicos más populares. Recuerda que se llamaba Pablo. No consiguió que él se fijara en ella así que optó por pasar de él. Poco a poco se fue olvidando de ese tal Pablo.

Sigue andando. Respira profundamente. El aire es limpio. Ella lo nota en sus pulmones. Los árboles renuevan el oxígeno del ambiente.

Llega al estanque que hay en el parque y se siente en uno de los bancos. Saca el móvil que lleva en el bolso. Casi es la hora de comer. Piensa en llamar a Ethan para decirle que no irá a comer. Irá a por algo a un bar e ir allí a pasar la tarde. Le gusta aquel parque y su amiente. Pero lo piensa mejor y prefiere mandarle un mensaje, por si aún está durmiendo. Empieza a redactar. Lee el mensaje un par de veces. Lo ve bien. Enviar. Mensaje enviado. Guarda el móvil en el bolso y sigue mirando el estanque que está lleno de niños jugando bajo la atenta mirada de sus padres.

Ian. 2 de Julio. Al mediodía. Barcelona.
Cumpleaños feliz. Cumpleaños feliz. Te deseamos todos. Cumpleaños feliz. La niña pequeña se pone de puntillas para poder llegar a la tarta. Sopla con todas sus fuerzas y apaga las cinco velas que hay encendidas. Toda la familia empieza a aplaudir con fuerza. Se sonroja, pero le gusta que todos estén atentos a ella. Le encanta que llegue su cumpleaños. Le regalan muchas cosas bonitas.

Ian se acerca a ella y le da un beso en la mejilla. La niña le abraza con fuerza y le dice un “te quiero, hermanito” que hace que Ian la abrace con más fuerza.
– ¿Dónde está mi regalo? – le pregunta la niña con una sonrisa pícara mientras su madre aparta la tarta y empieza a cortarla en trozos.
– Sabes que no te lo he podido comprar. – miente. Le compró el regalo hacía más de dos semanas. Su hermana soñaba con una barbie bailarina. Él se pasó días buscándola por las tiendas de juguetes de toda la ciudad hasta encontrarla.
– Pues vaya. Yo pensaba que me estabas mintiendo… – la niña pone morritos y cruza los brazos. Quiere demostrarle a su hermano que está enfadada. Muy enfadada.

Ian ayuda a su madre a cortar la tarta. Ella le mira y sonríe. Él sabe que ella está encantada de que esté allí, con toda la familia, en un día tan marcado como es el cumpleaños de su hermana pequeña. Ha venido adrede desde Madrid a pasar unos días.
– ¿Quién quiere este trozo? – pregunta su madre levantando el plato.
– Mío. – la hermana mediana de Ian coge el plato y se lo coloca en su sitio. Agarra una cuchara y empieza a comer. – Está muy buena.
– Claro. – dice Ian. – Porque la he elegido yo.
– Tú calla. – la chica le saca la lengua. – Por cierto, ¿cuándo me vas a llevar un fin de semana a Madrid? – le hace ojitos a su hermano. Quiere con todas sus fuerzas que le lleva a la capital. Es una ciudad frecuentada por famosos y ella quiere conocerlos a todos.
– Ya sabes que cuando quieras. – ahora es él el que saca la lengua. – O bueno…cuando te deje mamá.
– Ya sabes que yo no quiero que vayas. – contesta la madre.
– ¡Mamá! – replica la adolescente. – Ya soy mayorcita.
– ¿Mayorcita? Tan solo tienes dieciséis años.
– Casi diecisiete. – recrimina. En un par de meses es su cumpleaños.
– Bueno…ya hablaremos Helen, que ahora no es momento. – se cruza de brazos y pone morritos, como minutos antes había hecho de forma idéntica su hermana pequeña.

Anuncios

8 comentarios

  1. Katy

    Me gusta mucho, enhorabuena 😀

    28 febrero, 2012 en 19:51

    • Gracias.
      Me alegro de haber recibido un comentario. Hace casi un mes desde que subí la entrada y nadie había comentado nada. Había empezado a replantearme que mis seguidores ya no leian la novela.
      Un beso.

      4 marzo, 2012 en 00:04

      • Mar

        Por mi parte la consulto todos los días por si subes algo y supongo que más gente lo hará.
        Pero vivimos con tanta prisa, por ejemplo yo estoy de exámenes, en teoría no tendría que estar mirando la novela pero he visto el comentario y tenía que decirte algo.
        Ánimo que yo creo que sí que se lee.
        Yo hice blogs y no tengo ni seguidores, pero eso no impide que escriba y suba cosa que me gusta.
        A mi me gusta que la gente por uncasual se tope con mi blog, por el momento nadie lo encontró y a pesar de no recibir comentarios lo mejor es pensar ”esto es lo que me gusta pase lo que pase lo haré porque es así, me hace feliz”

        4 marzo, 2012 en 13:16

      • Me gusta. Comentarios como le tuyo hace que siga escribiendo y que quiera seguir publicando.
        Quiero poner una especie de botón en el que si has leido la entrada lo pulses para saber que la gente sigue entrando pero no sé como se pone.
        Muchas gracias Mar por tu comentario. Me ha servido para mucho.
        Un beso muy grande 🙂

        5 marzo, 2012 en 23:03

  2. Amanda Alexa

    No dejo de pasarme por acá todos los días a toda hora, estoy impaciente por saber como continua la historia. Lamento si no comente antes, pero la mayoría del tiempo tengo bastante prisa. De todas maneras publica pronto quiero saber que pasa con ethan y nicole. Y gracias por darnos la posibilidad de volver a leer lo que escribes.

    11 marzo, 2012 en 21:12

    • Antes que nada decirte que soy yo la que te tengo que dar las gracias a ti por pasarte por mi blog, leerlo y escribir un comentario.
      Dentro de muy poco subiré una nueva entrada. He estado bastante liada con exámenes y no he podido centrarme en otra cosa que no fuera el estudio. Lo siento.
      Un beso muy fuerte 🙂

      20 marzo, 2012 en 18:17

  3. Mar

    Sí a todo lo que dicen, ya he acabado los exámenes y parece que en lugar de café todas las mañanas venga a tu blog, soy una adicta jajjajajaja.
    Y yo que pensaba que solo lo podía hacer el chocolate… xD
    Ethan me ha dejado con la ganas ya de saber como continua >_<
    En la próxima nada más vea la entrada y la lea te comento enseguida la espero con unas ganas jejjeje pero sin prisa tranquila.
    si tienes examenes animo que enseguida pasará ;D

    13 marzo, 2012 en 15:23

    • Si. He estado con exámenes y solo he podido centrarme en los estudios. Espero poder ponerme pronto con la novela de nuevo y subir un capítulo.
      Me alegro que la novel te guste y te tenga enganchada.
      Un beso muy fuerte 🙂

      20 marzo, 2012 en 18:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s